Las granjas de insectos que triunfan en España

La sobreexplotación del ecosistema marino para la fabricación de harina para la alimentación animal está generando nuevas ideas de negocio en torno a esta industria, que mueve cada año unos 1.200 millones de euros. En este sentido, las granjas de insectos se posicionan como una de las alternativas más sostenibles y rentables en este mercado.

Estas granjas de insectos utilizan las larvas como base para elaborar la harina necesaria para alimentar pollos, cerdos y conejos. Además, este negocio permite reducir a 45 metros cuadrados el área necesaria para producir 10 kilogramos de proteínalo que permite al emprendedor reducir significativamente su inversión inicial.

La rentabilidad de las granjas de insectos para los emprendedores que quieran montar un negocio en este sector es bastante alta. Como reconoció Javier Martínez, gerente de una de estas empresas, en el economista“Con una inversión de unos 200.000 euros, cualquier emprendedor puede montar un negocio que genere dos puestos de trabajo en zonas rurales y que por la demanda existente deje unos prestaciones de entre 80.000 y 120.000 euros al año”.

Aquí, la clave está en la Precio estable y gran capacidad de abastecimiento que significan las granjas de insectos para los ganaderos. Además, la dieta de los insectos, basada en residuos vegetales, proporciona un componente de economía circular que no se encuentra en la elaboración de harinas para el consumo animal tradicional. Por no mencionar el generación de fertilizantes ecológicos que produce este tipo de finca.

Granjas de insectos, otra revolución en la industria alimentaria

Las granjas de insectos son otro ejemplo de cómo la industria alimentaria busca nuevas formas de producir, de forma más ecológica y sostenible, sin perder rentabilidad. En el caso de la industria cárnica, las innovaciones más comunes se dan en el campo de los costes -sociales y económicas-, derivadas de la alimentación y mantenimiento de las grandes explotaciones, pero no son las únicas.

Lejos de las granjas de insectos, Heura Foods está triunfando desde España con su modelo de carnes vegetales. La actividad de la compañía ha servido a Marc Coloma, su fundador y consejero delegado, para hacerse con el Premio Emprendedor del Año, tras comercializar sus productos en más de 3.000 puntos de venta en 12 países.

Como explicó Coloma en una reciente entrevista con Revista Emprendedores, “hay encuestas que pronostican que para el 2040 el 60% de las proteínas que ingerimos no provendrán de animales”. En este sentido, las carnes vegetales de Heura generan mucha menor impacto en el medio ambiente que los tradicionalesy su impacto en la salud también es menor que la carne animal.

Los resultados de Heura Foods no son el único indicador que muestra cómo la carne es un negocio muy prometedor. La empresa más importante del mundo en este sector, Más allá de la carneha visto multiplicarse por más de cinco el valor de sus acciones desde su salida a bolsa en 2019, y mantiene grandes resultados cada año.

Deja un comentario