El negocio de comprar un local comercial para luego alquilarlo

Comprar un local comercial para alquilar posteriormente puede ser un negocio muy rentable en España. Según los expertos, la rentabilidad bruta de este tipo de inmuebles puede alcanzar el 9%una cifra nada desdeñable, y que puede ser duradera si el empresario que paga el alquiler del local consigue triunfar con su propio negocio.

Según explica el portal inmobiliario casaktua, la mayoría de los compradores de locales comerciales son pequeños y medianos inversionistas, que buscan hacer negocios a largo plazo con rentas. Sin embargo, adquirir una propiedad de este tipo en algunas ciudades españolas está reservado a unos pocos.

En Madrid, el precio medio de los locales comerciales en venta ronda los 3.000 euros el metro cuadrado, según idealista. En la capital, el precio medio de alquiler de estos inmuebles alcanza los 19,50 euros el metro cuadrado. Algo más modestas son las tasaciones en Barcelona, ​​con un alquiler de aproximadamente 15,90 euros el metro cuadrado y precios de venta que rondan los 2.150 euros el metro cuadrado.

Así, por un local comercial de 100 metros cuadrados, un emprendedor que quiera hacer negocio en este sector debería pagar unos 300.000 euros en Madrid, y cobraría un alquiler cercano a los 2.000 euros al mes. 24.000 euros al añoa los que hay que deducir impuestos, gastos de comunidad, derrames, seguros, gastos de gestión…

Las claves del éxito en el negocio del alquiler de locales comerciales

Además, el negocio del alquiler de locales comerciales es algo más técnico y especializado que el de viviendas o coches de ocasión. En este sentido, es necesario conocer algunos aspectos fundamentales a la hora de valorar la compra de un inmueble de este tipo para ponerlo en alquiler.

  1. Ubicación: La ubicación del local comercial es la clave principal para sacar el máximo rendimiento a este negocio. En este sentido, los expertos recomiendan valorar la compra de locales ubicados en zonas de alto flujo de tráfico, cerca de paradas de transporte público y evitando la luz directa del sol sobre el escaparate. Además, si se encuentra en una calle de sentido único, lo ideal sería que se ubicara en la acera derecha.
  2. Evaluar el estado de las instalaciones: Muchos de los locales puestos a la venta no están en buenas condiciones. Por tanto, es necesario tener en cuenta las posibles imperfecciones para calcular los costes de una reforma. Además, dependiendo del negocio que quieras instalar en el edificio -un restaurante, por ejemplo, necesita una salida de humos- deberás tener información sobre los requisitos estructurales para obtener una licencia.
  3. Calcular la rentabilidad bruta y neta: Como en todo negocio, antes de adquirir un local comercial en alquiler, es necesario hacer un balance y establecer una previsión de rentabilidad. Según la localidad y el barrio donde se encuentre, además de su ubicación a pie de calle, esta cifra podría variar mucho, por lo que conviene evitar sorpresas.

Deja un comentario